Cómo optimizar Google Chrome para tu PC

Es normal que en algún momento el navegador web de Google comience a presentar fallas en la navegación bien sea con una experiencia lenta o presentando errores inesperados que cierran el programa.

La verdad es que ningún software es infalible y pese a que Google Chrome es uno de los mejores en cuanto a rendimiento, tiene un gran punto vulnerable, las extensiones. Instalar estas herramientas desde sitios no autorizados trae consigo una infinidad de problemas sobre todo si se encuentran infectadas de malware.

tutorial-optimizar-google-1

Anteriormente les compartimos una guía con los Errores comunes de Google Chrome y cómo solucionarlos. En esta oportunidad apostamos por un nuevo tutorial enfocado al rendimiento del navegador pensando sobre todo en las mejoras de aumento de memoria que son casi siempre las causantes de una navegación lenta.

Elimina las aplicaciones maliciosas

Con Software removal tool olvidate de los adware en Chrome.

Normalmente instalamos programas desde sitios web confiables, sin embargo, estos traen consigo en ocasiones aplicaciones de terceros que nos ofrecen instalar a cambio de ellos recibir una comisión de dinero. Resulta que estos programas externos se camuflan en la instalación y como consecuencia de esto instalamos sin darnos cuenta malware en el PC.

tutorial-optimizar-google-2

Para solucionar los problemas con virus, malware y demás lo que haremos será instalar la aplicación Software removal tool, programa desarrollado por Google que nos permite limpiar el navegador ante cualquier amenaza que esté afectando nuestra experiencia como usuarios. Luego todo lo que tenemos que hacer es instalarlo en Google Chrome y restablecer la configuración por defecto.

Administra los plugins que tienes instalados

Como les mencionamos en los primeros párrafos de esta guía los plugins son uno de los elementos que han garantizado el éxito de Chrome en el mercado, gracias a estos los usuarios pueden dotar su navegador de nuevas funciones haciendo del mismo una completa “navaja suiza” de navegación.

tutorial-optimizar-google-3

Optimizar Google Chrome también es posible a través de la administración de los plugins que instalamos o utilizamos en el navegador, sobre todo cuando estos consumen recursos en la memoria. Para organizar nuestros plugins lo que hacemos es escribir “about:plugins” en la barra del navegador y acto seguidos nos aparecerá una ventana donde podemos habilitar e inhabilitar los plugins instalados de acuerdo a nuestras necesidades.

Controla las extensiones

tutorial-optimizar-google-4

Instalar todo tipo de extensiones en principio puede ser una buena idea, pero la verdad es que esto lo que hace es cargar al navegador. De forma que tus extensiones solo sirven a medias ya que al tener demasiadas ralentizan Chrome, para poder administrar nuestras extensiones escribimos “chrome://extensions” en la barra del navegador, luego nos aparecerá una ventana donde podremos habilitar, inhabilitar y desinstalar extensiones según sea el caso.

Elimina tu historial cada cierto tiempo

Aumenta la memoria virtual eliminando el historial de Google Chrome.

Navegar en internet es uno de los nuevos placeres de la vida y cuando encontramos un sitio web que nos gusta, la experiencia es doblemente mejor. Algunas veces no recordamos el dominio pero si alguna palabra de la URL y gracias al historial de Google Chrome nos arroja la sugerencia que necesitábamos.

tutorial-optimizar-google-5

Tener la “historia de nuestra navegación” es un privilegio que también termina en sacrificio ya que este consume memoria. Eliminar frecuentemente el historial de nuestra navegación nos permite optimizar la navegación en Google Chrome.

Para evitar que el historial siga consumiendo memoria lo recomendable es vaciar el historial de vez en cuando de forma que siempre tengamos un poco de espacio, todo lo que debemos hacer es escribir en la barra de navegador “chrome://settings/clearBrowserData” luego nos aparece una serie de opciones sobre los elementos de navegación que deseamos sean borrados.

De esta forma podemos optimizar la navegación en Google Chrome sin necesidad de utilizar extensiones o elementos externos, sobre todo porque hacer lo propio a través de una extensión implica seguir “cargando” al navegador para que tenga que consumir más recursos, no es una solución muy salomónica.